• Fecha: Nov 23, 2012
  • Comentarios: no comments
  • Categorias: Sin categoría
  • Más de 556 millones de adultos en todo el mundo fueron presa de un delito informático en 2011, indican expertos.

Laboratorio Digital FBIMás allá de la licenciatura en alguna carrera de tecnología de la información, convertirse en un investigador forense digital requiere contar con competencias que van desde contar con las certificaciones de rigor en forensia digital y seguridad, hasta tener conocimientos en física, matemáticas, legislación nacional e incluso algo de oratoria, para presentar adecuadamente los casos ante un juez.

“A nivel académico, hace falta capacitación para quienes desean convertirse en investigadores forenses digitales. Sí, se necesita una base de conocimientos de informática, pero sobre eso hay que tener certificaciones en seguridad, en forensia digital y en procedimientos de investigación digital que nos permitan estar listos para enfrentarnos a una escena de crimen y recolectar evidencia que sea válida para un proceso judicial”, comenta Andrés Velázquez, Presidente y Fundador de MaTTica, empresa líder en investigaciones digitales en México y América Latina.

De acuerdo al especialista, un investigador digital calificado debe ser capaz de asegurar una escena del crimen digital, recolectar evidencia siguiendo los protocolos adecuados, analizarla de manera minuciosa, presentar los resultados de manera correcta y completa, y además ser capaz de explicarlos, de manera entendible, en un proceso administrativo o legal. “Por eso, es muy importante tener conocimientos en leyes, no solo de la legislación local que concierne a delitos informáticos, sino también en los acuerdos internacionales y los cambios que se van dando en las regulaciones a nivel nacional y global. Esto resulta básico para investigaciones que implican jurisdicciones diferentes, por ejemplo, cuando se investiga un robo de información en el que el servidor con los datos está en otro país”, subraya Velázquez.

Adicionalmente, el Presidente de MaTTica resalta la importancia de que los investigadores comprendan perfectamente la investigación que realizan y los resultados que obtienen, para poder explicarlos no solo a sus clientes, sino también a policías, jueces y otros involucrados en un procedimiento legal. “Hay que practicar la habilidad de comunicarse bien, para decir las cosas que queremos decir de manera sencilla, entendible y correcta. Hay que usar ejemplos fáciles, para que las personas que no saben nada de tecnología entiendan los hechos sin enredarse con términos técnicos”, refiere el experto.

Finalmente, Andrés Velázquez aconseja mantener una actitud siempre abierta al aprendizaje, y pensar con sentido común. “Parece algo muy simple, pero en este tipo de profesiones corremos el riesgo de estar demasiado enfocados en la tecnología. Para buscar pruebas, a veces hay que tomar conocimientos de la física, por ejemplo, que nos permite conocer cómo se afecta el estado de ciertos discos duros al analizarlos; o de la música, para reconocer determinados patrones.

Además, hay que tener sentido común en los análisis, pues a veces las respuestas están escondidas a plena vista, como en correos de robo de activos en los que en lugar de hablar de “computadoras”, por ejemplo, se habla de ‘perros’. Ese es el reto que tenemos”, concluye.

Cabe destacar que, de acuerdo con el más reciente Reporte de Cibercrimen de Norton, el costo directo asociado con los delitos informáticos que investigan los forenses digitales ascendió a 110 mil millones de dólares en los últimos doce meses, y más de 556 millones de personas en todo el mundo fueron víctimas de algún delito informático en el último año.


Fuente: ACIS

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.